Corazón a papel

Recibe mis publicaciones en tu correo

Raíces

La vida abundante tiene sus raíces en la verdad, toda la verdad y nada más en la verdad… y una sola cosa es verdad. UNO es Verdad. Porque solo Él es desde siempre y para siempre. Su capacidad de sostenernos tiene las raíces en su esencia: perfección sin principio o fin.

Sin raíces profundas en la única buena tierra de la identidad en Jesucristo, nuestro único prospecto de vida es una sensación incesante de que “falta algo”… nuestras relaciones serán superficiales y nuestro gozo un espejismo. Sin la verdad de que fuimos, somos y seremos amados completa e incondicionalmente, no podremos soltar nuestra ilusión de control y continuaremos peleando por construir nuestros pequeños mundos de fantasía en los que todos pierden, principalmente nosotros mismos… porque no se puede amar o ser amado a través de disfraces de vidrio blindado. Vivir la vida pretendiendo es estar medio muertos y ¡fuimos hechos para mucho más!.

La vida abundante es la verdad, porque sólo en la verdad hay amor real… El que ES, que no cambia jamás, nos ha hecho camino en medio de la maldad alrededor y la maldad de adentro, para que tengamos descanso y esperanza desde este lugar temporal, aquí abajo, y podamos no sólo soportar, sino crecer y robustecernos exactamente dónde estamos, porque Él está. El que ES Verdad, nos ama.

Firma Aixa de López

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu Carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar a la tienda