Corazón a papel

Recibe mis publicaciones en tu correo

Por lo obvio y lo sutil

Esa foto de mi querida Mirna y yo, nos la tomaron en una gruta de Santo Domingo, República Dominicana, y nunca olvidaré el tremendo calor que había y la profunda gratitud que sentía por gente mucho más valiente que yo, que hace muchos años decidió explorar esta área y volverla transitable y segura para que gente como yo, que prefiere el aire acondicionado y las playas donde se puede comprar una coca zero. Mi inclinación natural es dejar los misterios de la naturaleza y sus agujeros profundos, en paz… no me gustan las cavernas y a menos que alguien experimentado me lleve con linterna y me asegure que es un paseo cuyas vistas valen la pena, no querré entrar.

En nuestra congregación cada semana, tenemos un tiempo de oración corporativa, y hoy, nos exhortaron a orar por arrepentimiento… ¡Gracias a Dios por comunidades que nos pasan las linternas para adentrarnos juntos a áreas que no queremos visitar!

Realmente, esta es una petición que no haremos a menos que Dios obre profundamente en nuestros corazones y mentes. Pedir ver nuestros puntos más débiles sólo sucede cuando comenzamos a ver a Jesús por quién realmente es: Digno de toda muestra atención, confianza y adoración. Únicamente cuando lo deseamos más, estamos dispuestos a soltar nuestra comodidad para tomar una linterna y explorar nuestras cavernas secretas: esas acciones que parecen justas, pero que vienen de raíces orgullosas, esos silencios diplomáticos que no son por prudencia, sino por miedo. Esos odios secretos que parecieran no tener brotes externos… todo el pecado obvio, y más aún por el sutil. ¡solo Jesús puede darnos vista para seguir arrancando de raíz lo que estorba nuestra relación con Él y que entorpece nuestro gozo aquí! Solo Él puede abrir nuestros ojos a las maldades que no vemos a simple vista… ¡El arrepentimiento es un regalo porque podemos correr a Él! El arrepentimiento es una señal clara del avance de un discípulo, una marca de crecimiento y madurez; Desear arrepentimiento es desear ver a Jesús más de cerca.

”¿Quién está consciente de sus propios errores? ¡Perdóname aquellos de los que no estoy consciente! Libra, además, a tu siervo de pecar a sabiendas; no permitas que tales pecados me dominen. Entonces seré íntegro, inocente de un gran pecado.“

Salmo 19:12-13 

Si te interesa apoyar mi trabajo en el podcast, mi escritura y mi arte, puedes explorar Patreon y convertirte en parte de mi comunidad más cercana.

Firma Aixa de López

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu Carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar a la tienda